Discriminación…

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación ha dado a conocer que 9 de cada 10 mexicanos somos discriminados y al mismo tiempo, de ese vergonzante porcentaje, un número significativo de los discriminados somos al mismo tiempo discriminadores.

Estás Conmigo o estás contra mí, dice el muñeco de ventrílocuo de los pinos, Germán Martínez.

Bien señores, este es el México real, el México de la discriminación, de la polarización y del odio alentado por como estratagema electoral por un grupo político que carece de propuestas y que en ocho años de gobierno la única verdad que han mostrado al pueblo mexicano es su gran ineptitud para gobernar.

Violaciones reiteradas al artículo primero de la Ley Fundamental del Estado Mexicano, garantía individual por supuesto, no significan nada para un gobierno que juró guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen. Para este gobierno, su mejor opción es utilizar el poder del estado para dividir a los ciudadanos mexicanos repitiendo las campañas de odio que les permitieron mantener el poder en 2006 y a las cuales le están apostando para perpetuarse en el gobierno de la república.